El día en que el DMR me salvó el trasero

Buenas noches, buenos días o buenas tardes, dependiendo de a qué hora me lean.

Escribo esta entrada para agradecer a dos radioaficionados por, en la tarde del 4 de junio del 2017, salvarme el trasero.

Estos son EA7DUG y EA2HJ.

Les cuento la historia:

Hace ya un tiempo que vivo solo, unos cuantos meses. Mi duro trabajo en una tienda de electrónica muy popular en Fuerteventura, me permitió emanciparme y vivir siendo económicamente independiente.

Hasta el día de hoy todo ha ido bien, no había tenido ninguna incidencia ni nada por el estilo. Hasta hoy.

Hoy, después de darle una localización más «permanente» en mi casa a mi Rasppi+DVMega, decidí bajar a limpiar mi coche, mientras escuchaba un poquillo el 214 en mi TYT.

Cogí (agarré, tomé) mi TYT, el papel de cocina, y el limpiacristales.

Bajando por las escaleras, me dí cuenta que lo había cogido todo, menos mis llaves. Y no tenía batería en el teléfono movil, puesto que se me había quedado el cargador en el coche.

Puedo decir que hace tiempo no soltaba tanta barbaridad por la boca.

 

Estuve mas o menos 15 minutos pensando en como solucionarlo, no tenía cómo avisar a nadie, no tenía cómo ir a casa de mis padres (tienen copia de la llave de mi casa)….no podía hacer nada. Hasta que salió voz por el 214.

Decidí hacer una pequeña llamada de auxilio (no de urgencia vital), y recibí respuesta inmediata. Primero me respondió una estación muy simpática, cuyo indicativo no logro recordar. Le dije que si podía pasarle el número de mi madre por SMS via DMR, y que el le llamara explicándole la situación. Quizo ayudarme, pero resultó que no sabía como iba el tema de los mensajes cortos por DMR.

Que por qué no se lo dije directamente? Bueno, como responsable de teleco en Cruz Roja Española en Fuerteventura, no soy amigo de dar datos personales por radio (y mucho menos el de mi madre), aparte de una horrible experiencia que tuve hace unos años relacionada con el tema de los numeros de teléfono y por la que tuve que acabar denunciando en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.

Acto seguido, respondió EA7DUG, ofreciéndome ayuda por lo que supuse que él sí conocía el funcionamiento de la mensajería, pero resultó ser un hombre que llevaba poco tiempo en DMR y no lo conocía. Cuando Jesús, EA2HJ, me comentó que no entendía por qué no podía dar el numero directamente, lo pensé mejor y me dije bueno, realmente las circunstancias lo requieren. Le dí el número de mi madre, su nombre, y el hizo el enlace.

 

Pues nada, solo quería contar esta pequeña historieta.

Agradecer una vez más a EA7DUG EA2HJ, pues todavía estaría caminando para llegar a casa de mis padres si no fuera por ellos.

Esto es solo una pequeña muestra de lo mucho que nos puede ayudar una emisora en casos de emergencia.

 

 

Junto con los correspondientes saludos, me despido. 73+51

 

De EA8DEP.

Comentarios

También te podría gustar...